martes, 31 de octubre de 2006

5to Aniversario del Padre Tomás Carrasco

Bueno, me llena de alegría saber que Dios ha bendecido con un año más de ministerio sacerdotal a nuestro párroco y amigo, P. Tomás Carrasco. Quien durante más de 5 años ha estado sirviendo en nuestra parroquia, al principio, junto con el Padre Ramón y el Padre Hector... hoy, como párroco y acompañado por el P. Pedro Mieres y el seminarista (que ya tiene fecha de ordenación diaconal) Javier Oses.

Sólo quiero hacer dos cosas, primero saludar a este incondicional pastor y amigo y poner en Cristo y su Madre la Stma Virgen, la vocación de nuestro pastor.

Hice un video, espero no tener problemas con subirlo a Youtube... este es mi presente, aunque, las fotos son viejas y ya más que vistas... disculpen lo fome, pero, estoy aprendiendo a usar el moviemaker de window.
nó con el video en este blog... les doy un link para ver video aki: Aniversario Ptomachin También quiero compartir una reflexión, que utilizó nuestro Padre Tomás, unos domingos anteriores para una comunidad rural, y dar así una enseñanza sencilla y muy mística... el cual he compartido con mis amigos de Auc en la Universidad...

Había en una ciudad dos hombres millonarios que eran grandes amigos. Además eran socios en muchos negocios. Uno de ellos era muy católico siempre participando en su iglesia, era Ministro de la Comunión y visitaba cada domingo a los enfermos. Compartía con los pobres y nadie que pasará por su casa de iba con las manos vacías…

Lo que lo hacía muy querido por la comunidad. En su trabajo, también gozaba de respeto de sus trabajadores a quienes les otorgaba un papel importante a cada uno y los respetaba como personas.

El otro hombre, estaba siempre a la cabeza de su empresa, no se dejaba ayudar, prefería por desconfianza hacer las cosas por sí mismo y no delegar. Su familia a veces, la dejaba en segundo lugar, ya que debía atender su empresa.

Ambos tenían las mismas rentas de ganancias.

Un día partieron juntos a una conferencia sobre economía a la ciudad capital, decidieron ir en vehículo, pero debido a un problema mecánico sufrieron un accidente donde ambos le costó la vida.

¿Cuál fue la sorpresa grande de los médicos forenses? Es que a ninguno de los dos le encontraron el corazón.

Los funerales lo realizaron juntas las dos familias, en la misma parroquia el mismo día. El entierro en el mismo cementerio.

A la vuelta, el párroco se dirigió a la casa del hombre católico para ir a buscar el Santísimo, con la cual el hombre iba a dar la comunión a los enfermos. Y en ese momento cuando abre el sagrario, para sorpresa del sacerdote, encontró al lado de las Hostias Consagradas, el corazón del hombre… un corazón vivo, sano y palpitante junto a su Señor.

En forma paralela, en la casa del otro hombre, sus empleados buscaron la caja fuerte, pues se sabía que tenía mucho dinero y para la sorpresa… encontraron también el corazón del hombre, un corazón pequeño y apretado como una gran pasa.

¿Cuál es la conclusión? “donde está tu tesoro ahí está tu corazón”.

(Lamentablemente no puedo viajar hasta mi tierra para participar de la Eucaristía y el compartir. Pero a la distancia, te doy un gran abrazo amigo. Sigue acompañando a los jóvenes, adultos, niños y abuelitos, como lo has hecho sencillamente bien hasta hoy).


Extra de ultimo momento... me conseguí algunas fotos de la convivencia post aniversario de nuestro párroco y amigo, así que aqui las dejó.

Las fotos fueron cortesía de nuestro mismo párroco, jajaja. Bueno cabe señalar que por las fotos se nota la presencia de muchas personas de tucapel, wepil y trupan. La presencia de la familia y amigos. La presencia de nuestra amiga, la hermana Luisa, que hace tiempo nos acompañó en la pastoral juvenil en wepil.

2 comentarios:

veronica dijo...

hola po wualdo!!!!! me di el tiempo de visitar tu pag. que a proposito esta muy buena, muy interesante, gracias por los mjes que dejas en mi fotolog a pesar de todo son lindos jajajajaja logicamente nos vemos el 11!!!!!!
mil besos.
verito mendez

Waldo San Martin dijo...

gracias por visitar el blog
pues bien se ke muchos lo leen
pocos saben postear
un beso y abrazo
waldo