jueves, 5 de julio de 2007

Email para la sra Margarita

Querida Señora Margarita:

¿Cómo han estado sus vacaciones? o mejor dicho, ¿cómo ha estado la visita a su nuevo nieto Cristobal en Santiago?. Me imagino que bien, además que está tranquila allá, sin que nadie la moleste ni interrumpa... Jejeje, lo digo porque intenté llamarla a su celular y me acordé, que usted lo había perdido unas semanas atrás.
Por acá casi todo bien, se le hecha mucho de menos... vine a la parroquia y se sentía un frío enorme en la casa, inclusive el calor de la estufa no logra abrazar todo el hogar... tuvo que ponerse una estufa a gas (que además de ser un diseño muy antiguo, calienta en una sola dirección por un orificio muy pequeño). La Cecilia Cid, nos cuenta que esto se ha acentuado con la ausencia de Javier y las últimas pruebas del Padre Tomás, es decir, la parroquia parece casi deshabitada... y los días nublados, para que poner más sombrío el ambiente.

Al llegar a Tucapel, pasando por el Templo, encontré a alguien muy acomplejado en la parte delantera. Con la cabeza agachada (ver la foto, al lado derecho), que hacía voces inintendibles... se trataba de la Cleo 2.0 que estaba a mi parecer quejándose ante el Jefe de nuestro párroco. Y no estaba tan equivocado en mi juicio, pues, apenas entramos a la casa parroquial y abrir la puerta, se acordó nuestro amigo sacerdote de darle la comida, jajaja.


Logré encontrar al señor párroco en la tarde, así que estuvimos haciendo fuego con la Cecilia, abriendo las cortinas para que entrara algo de luz... tuvimos que tomar cafe sin usted, pero de todos modos, le guardamos unos quequitos en el mueble. Mientras el hervidor estaba calentándose, el Padre en un acto de humildad tomó la escoba para seguir los pasos de San Martin de Porres... claro que no le duró mucho, ya que recibió una llamada telefónica (jejeje, lo logré capturar con la cámara, pero sin flash).

Luego la Cecilia terminó de barrer el comedor... sabe, ella ha trabajado mucho más en su ausencia, pues hasta lavó los platos, jejeje, pero le significó cerrar la oficina antes de las seis. Luego a las seis, fue la reunión con la gente de la Cali, luego la Eucaristía (donde tocamos guitarra con la Jenny).


Tuvimos una reunión para ver el asunto de los buses para la ordenación de Javier, el próximo 16 de julio. El continúa en retiro... así que estuvimos pensando en él, rezando por él y otros detalles más...
Creo que quieren comprar un regalo a Javier, una Nintendo Wii. Pero tía, no le diga a Javier porfa'.



Bien, finalmente, las noticias que supe, es que tardara en llegar pues se ha enfermado por aquellas tierras... pero, no sé si aquí el señor párroco le aceptará licencias y cosas por el estilo.
Así que yo le recomiendo que vuelva cuanto antes pueda...

Con mucho cariño
Waldo San Martin V.

2 comentarios:

Caballero de la Orden de San Juan dijo...

Hermano Waldo la palabra es CALI y no cáliz

Waldo San Martin dijo...

oh, my God...

I'll fix it inmediately