sábado, 10 de febrero de 2007

Despedida Padre Pedro en Wépil

Lamentablemente todo tiene un final... las cartas están sobre la mesa... obispo nos ha sorprendido por segunda vez (la primera vez fue la partida del P Monchito), ahora nos anuncian la partida del Padre Pedro para asumir la rectoría del Seminario Menor.

El antiguo rector, Miguel Salas, se viene hasta nuestra parroquia en calidad de Vicario, también en nuestra parroquia esperamos la pronta ordenación de Javier, pues, tendremos que abarcar pastoralmente más comunidades cristianas: la parroquia de Quilleco.

La noticia llegó hasta mis oídos antes de navidad, fue motivo de tristeza y poner en oración al Padre Pedro, pues el cambio nadie lo imaginaba, cuando lleva tan solo 10 meses en nuestra parroquia y se lleva muy bien con jóvenes y adultos, sobretodo quienes lo han acompañado y compartido con él... jejeje, los jóvenes que fuimos a Panguipulli, son un testimonio vivo de su gran cercanía, amistad y testimonio de fe y de un sacerdocio cercano, intimo, como aquel de Jesús y la Samaritana.

Nos quedaba más que preparar la despedida... temprano los jóvenes se reunieron en el velatorio y la tía Martita hacía el aseo en la capilla... a eso de las 11 ya estaban trabando, yo, llegue más tarde pues la noche anterior volvimos tarde de la despedida del Flaco.

Unos inflaban globos, otros recortaron letras y adornaron el lugar con el lema de su sacerdocio. Yo fui sólo a dar jugo, pues no hice mucho...



Lamentablemente, el Padre Pedro vió la camioneta del Padre Tomás y por curiosidad paso por el velatorio y vio todo el adorno... pero, pudo observar cuánto los jóvenes hemos tratado de hacer algo emotivo y alegre.


En la tarde fue la Eucaristía de la cual voy a compartir algunos segundos que grabé con mi cámara, claro que debía mejor haber grabado cuando dio los agradecimientos luego de la bendición final, aquí el video... bueno, sé que no grabé la mejor parte... pero almenos, tienen un recuerdo de su amigo Vicario:



Bueno, yo tuve que escapar para compartir en el cumpleaños de mi papá. Pero dejé mi cámara a la Claudia Salazar quien tomó muchas fotos... así que escogí algunas y las quiero compartir con ustedes... bueno... sigan viendo fotos y fotos.


En la recepción o convivencia se hizo un powerpoint, en lo cual varios jóvenes dieron un saludo al Padre Pedro. Yo reitero algo de aquellas palabras:

"hoy parte un pastor y amigo... no se ha encendido en vano en medio de nosotros una luz por medio de su ministerio, ha sido una luz que nos ha iluminado... pero que ha escandilado a quienes más han compartido de cerca con El... Gracias por compartir con mi familia un abrazo y unidos estaremos siempre en la oración"


Dejo la foto arriba la cual supe que pusieron en el power point... corresponde al día en que me amarraron y alizaron el pelo, jajajaja... el Padre Pedro es complice!!!... Un saludo a ti amigo, aprovecha estos días que estarás en nuestra parroquia, descansa, comparte con tus seres queridos y... cuando entres al Seminario Menor, ten la seguridad que Dios ha hecho un bien inmenso en darte tal hermosa labor de acompañar a los jóvenes que disciernen su vocación.

2 comentarios:

carito dijo...

hola.. bueno.. que mas puedo decir del padre pedro.. una persona con un amor a cristo que le florece por los poros. y su mirada.. un hombre.. con un humor mas elaborado xDjajjajaa no fome.. pero
si habia que pensar.. xD puede ser.. que en un comienzo la primera vez q lo vi.. lo encontre una poersona muy distante.. como.. superior.. pero dps.. logre conocer un poco mas de esa personita muy valiosa y muy simpatico.. con un amor a cristo una excelente formacion.. con mucha sabiduria y conociemientos..
un gran Padre..

bueno espero que le vya super bien...

en su nuevo camino... Dios es sabio y sabe porke hace las cosas..

saludos a l padre Tomas.. y a todos los jovenes de Huepil..

:)


aioozz

Carito.. aucista xD

Waldo San Martin dijo...

Ke bueno ke lo hayas conocido... aunke fueron tan pocos días, carito...
la mision de invierno y la de verano...
pero diste en el clavo
el es un hombre de Dios, y con un gran sentido del humor